Logo Salud Digital

Presentación


Para todo el que asiste niños es conveniente no olvidar los fundamentos de la pediatría. Junto a los límites cronológicos debe actualizar las bases biológicas y epidemiológicas, que establecen su terreno clínico con los matices que  constituyen la situación presente, como es la mayor preocupación ética, preventiva y social.

Los niños y adolescentes son el principal grupo de población en todo el mundo y cada año mueren 9 millones de niños menores de 5 años. Sin embargo, el interés de la pediatría no está basado únicamente en las razones demográficas. Además, las demandas de asistencia pediátrica crecen con el progreso, al mismo tiempo que en la pediatría científica y asistencial nacen otras orientaciones, como el predominio de la tarea preventiva, la preocupación social, la atención a la calidad de vida, los frecuentes trastornos del desarrollo, la mejor orientación bioética o la necesidad de adquirir una competencia cultural y emocional adaptadas al entorno que rodea al niño, así como su repercusión inevitable sobre la salud del adulto. Por otro lado, continúa el proceso de especialización dentro de la pediatría con la consiguiente  repercusión asistencial, científica y profesional.

Este curso trata sobre la nutrición, el metabolismos y el aparato digestivo del paciente pediátrico:

1. La valoracion del estado nutricional es uno de los mejores indicadores de salud tanto individual como poblacional, especialmente en la edad pediatrica. La nutricion va a ser un factor determinante para el crecimiento y desarrollo y la programacion metabolica desde la etapa fetal hasta el final de la adolescencia.

2. La comprensión de las enfermedades metabólicas hereditarias o errores innatos del metabolismo (EIM) obliga a hacer una revisión de los aspectos bioquímicos del ser humano y del impacto que estos procesos tienen sobre la salud.

3. El crecimiento es el proceso biológico más característico de la edad pediátrica y se extiende desde la concepción hasta la finalización de la  maduración esquelética y sexual. Conlleva un incremento de la masa corporal, pero también de la organización y complejidad de las estructuras orgánicas (desarrollo y grado de maduración) que llevan al sujeto a adquirir la plena capacidad funcional.